Esteros del Iberá 
acercar zoomalejar zoom 
Mapa Esteros del Iberá
Datos útiles de Esteros del Iberá
Provincia:
Código Postal:
Distancia del aeropuerto:
Corrientes
Buscar

Esteros del Iberá - Información del destino

Los Esteros del Iberá es una de las reservas de agua dulce más importante del continente. Constituye el área protegida más grande de la Argentina. Es el hogar de una importante diversidad de fauna, que la transforma en un paraíso natural único en su tipo. Es en la actualidad, uno de los refugios de vida silvestre más importantes del mundo.


Alberga dentro de su territorio a las 4 especies declaradas monumentos naturales provinciales: lobito de río, aguará guazú, venado de las Pampas y ciervo de los pantanos. Posee las dos especies de caimán de la Argentina: el yacaré negro y el overo. Su riqueza ornitológica está representada por 350 especies diferentes de aves. Los Esteros del Ibera constituyen el epicentro de la Reserva, donde se realizan incomparables avistajes de fauna silvestre..


Puede elegir entre distintas actividades para interiorizarse sobre tanta naturaleza, asi como por ejemplo el trekking por los montes de la Reserva los cuales se encuentran a unos 2.000 metros de una de las cómodas Posadas Ypa Sapukai , les sugerimos ir caminando ya que implica cruzar la laguna por el piedraplen y puente bayley con posibilidad de ir observando aves y lobitos de río. Una vez en el Centro de Interpretación de la Reserva Provincial , son recibidos por los guardafaunas quienes los invitan a una pequeña sala donde le darán una explicación sobre ubicación, etc..


Otro tipo de recorrido posible es por medio de una lancha. Se parte desde el muelle de la Posada Ypa Sapukai atravesando el espejo de agua de la Laguna Ibera en dirección a 2 canales que salen de la misma, uno esta ubicado en dirección suroeste y el otro hacia el sureste. La idea es recorrerlos utilizando el 'botador' en todos los sectores donde es posible usarlo y, en aquellas partes donde la profundidad no lo permite, se pone en marcha el motor fuera de borda de la embarcación a marcha regulada para poder apreciar todos los sonidos propios del lugar..


También pueden hacerse cabalgatas, y pueden observar centenares de especies diferentes de aves; su abundancia y colorido atraen inmediatamente la atención de quien visita este lugar. No solamente es un deleite verlas, sino también escucharlas..


Origen de la Reserva Natural del Iberá

La cautivante Reserva Natural del Iberá, en Corrientes, ocupa el 14 por
ciento del territorio de la provincia. Este maravilloso ecosistema fue
declarado Reserva Natural en el año 1983, y Humedal Internacional, más
tarde en el 2002. Cobra importancia por ser el segundo humedal más grande
de Sudamérica, y uno de los más valiosos del mundo.

La Reserva Natural del Iberá, en Corrientes, limita al norte con la ruta
nacional Nº 12, y al este con los afluentes de los ríos Aguapey y Miriñay.
Mientras que al oeste lo hace con los arroyos y afluentes del Paraná,
principalmente el Batel-Batelito.


Función hídrica de los Esteros del Iberá, Corrientes:

Antiguos causes o lechos abandonados del río Paraná conforman la base de
esta compleja red de humedales, que se encuentra compuesta por bañados,
esteros, lagunas, embalsados y cursos de origen pluvial.

El río Corrientes es el único desagüe natural y vuelca su caudal en el
Paraná. De la evaporación y la transpiración se encarga el entramado
vegetal, favorecido por la relación que existe entre su gran extensión y la
escasa profundidad del agua. De esta forma, el sistema de los esteros
funciona como una eficiente represa reguladora.

Los Esteros del Iberá son un depósito de agua estancada, con una
profundidad que no supera los tres metros y se encuentran cubiertos por
plantas acuáticas.

Los aguapés, las amapolas, y las lentejuelas de agua, son algunas de las
especies flotantes que cubren la superficie de las lagunas, formando
camalotales.

Los mismos dan origen a los embalsados, y sobre su entretejido vegetal se
deposita la tierra que permite el arraigo de las plantas. Algunas de estas
islas flotantes llegan a los dos metros de espesor y se puede caminar sobre
ellas.

Otros ambientes propicios de la región son los bañados, formados por la
acumulación temporaria de agua. El excedente sólo queda en las lagunas
permanentes como Iberá, Fernández, Luna, Galarza, entre otras.

El sistema del Iberá tiene más de 60 lagunas que constituyen entre el 20 y
el 30 por ciento de la superficie total. Cuentan con 2 o 3 metros de
profundidad, y tienen sus costas formadas por embalsados.


Plagando de naturaleza el centro norte de la provincia de Corrientes, los
Esteros del Iberá, declarados Reserva Natural por su belleza exótica, su
importancia ecológica y su variada fauna, abarcan cientos de miles de
hectáreas con múltiples lagunas y espejos de aguas menores, conformando uno
de los circuitos de turismo aventura más desafiantes de Argentina.

Hábitat del yacaré, el venado de las Pampas, el ciervo de los pantanos, el
lobito de río y el aguará guazú, todas especies reconocidas como monumentos
naturales correntinos, Esteros del Iberá exhibe su amplio territorio como
un deslumbrante paraíso ajeno a la agitada civilización.

Constituyendo el área protegida de mayor dimensión en Argentina; siendo una
de las reservas de agua dulce más importante del continente; y
considerándoselo uno de los humedales de vida silvestre más impactante del
mundo; Esteros del Iberá atrae permanentemente hacia sus magníficas
particularidades a los apasionados por la naturaleza y la aventura.

Alojarse en localidades cercanas y comenzar las mañanas con un enriquecedor
avistaje de fauna y flora, safaris fotográficos, cabalgatas, recorridos en
canoas y trekking, es sólo un ejemplo de las fascinantes opciones que
ningún visitante de Corrientes podrá eludir durante su estadía.

Irupé, aguapé, lentejuelas de agua y amapolas son algunas de las especies
acuáticas que caracterizan a los Esteros del Iberá, desempeñando además un
papel fundamental dentro del ecosistema; mientras los cielos dejan
contemplar el vuelo de garzas moras, cigüeñas y biguás, entre otros cientos
de aves; y dorados, sábalos, mojarras y temidas pirañas hacen al deleite de
los ojos a través de las traslúcidas aguas.

Agua que brilla, como expresa su nombre en lengua guaraní, Esteros del
Iberá resplandece durante la aurora y el anochecer haciendo valer su
condición de atractivo imperdible sin importar la procedencia del
excursionista.

Plagando de naturaleza el centro norte de la provincia de Corrientes, los
Esteros del Iberá, declarados Reserva Natural por su belleza exótica, su
importancia ecológica y su variada fauna, abarcan cientos de miles de
hectáreas con múltiples lagunas y espejos de aguas menores, conformando uno
de los circuitos de turismo aventura más desafiantes de Argentina.

Hábitat del yacaré, el venado de las Pampas, el ciervo de los pantanos, el
lobito de río y el aguará guazú, todas especies reconocidas como monumentos
naturales correntinos, Esteros del Iberá exhibe su amplio territorio como
un deslumbrante paraíso ajeno a la agitada civilización.

Constituyendo el área protegida de mayor dimensión en Argentina; siendo una
de las reservas de agua dulce más importante del continente; y
considerándoselo uno de los humedales de vida silvestre más impactante del
mundo; Esteros del Iberá atrae permanentemente hacia sus magníficas
particularidades a los apasionados por la naturaleza y la aventura.

Alojarse en localidades cercanas y comenzar las mañanas con un enriquecedor
avistaje de fauna y flora, safaris fotográficos, cabalgatas, recorridos en
canoas y trekking, es sólo un ejemplo de las fascinantes opciones que
ningún visitante de Corrientes podrá eludir durante su estadía.

Irupé, aguapé, lentejuelas de agua y amapolas son algunas de las especies
acuáticas que caracterizan a los Esteros del Iberá, desempeñando además un
papel fundamental dentro del ecosistema; mientras los cielos dejan
contemplar el vuelo de garzas moras, cigüeñas y biguás, entre otros cientos
de aves; y dorados, sábalos, mojarras y temidas pirañas hacen al deleite de
los ojos a través de las traslúcidas aguas.

Agua que brilla, como expresa su nombre en lengua guaraní, Esteros del
Iberá resplandece durante la aurora y el anochecer haciendo valer su
condición de atractivo imperdible sin importar la procedencia del
excursionista.

BREVE RESEÑA

A partir del Siglo IX, y hasta el Siglo XVI, los guaraníes avanzaron sobre
la región absorbiendo toda cultura que intentara establecerse. No obstante,
la llegada del Siglo XVII trajo con ella el sistema socio-religioso Jesuita
que incorporaría al guaraní a las tareas en las estancias ganaderas.
Estas Estancias Jesuíticas se encontraban situadas en tierras del norte
ribereño ocupándolas eficazmente mediante un sistema de desecación de
terrenos inundables que permitía obtener un alto índice de productividad en
la zona de los Esteros del Iberá.
No obstante, en 1768, la experiencia jesuítica en este sector correntino
llegaría a su fin, dejando abierto el camino a la expansión de los
guaraníes, lo que a su vez profundizaría el proceso de mestizaje.
A principios del Siglo XIX, la estructura social impedía al mestizo el
acceso a las tierras ganaderas del Iberá, el cual sólo lograba insertarse
como peón de estancia. Pero este sistema productivo no requería de un
número considerable de mano de obra, volcando a infinidad de personas hacia
antiguos modos de supervivencia basados en la caza y la pesca, hasta que en
1983 comienzan a surgir las primeras políticas de preservación de los
recursos naturales.

Los Esteros del Iberá, al igual que el Delta del Paraná, era considerado un
sitio inaccesible, inhóspito; y sería el naturalista francés Alcides
D’Orbigny el precursor de las exploraciones y estudios de su fauna y flora
por encargo del Museo de Historia Natural de París. Desde entonces,
despierto el interés por sus valores escénicos y biológicos, se intentaría
fallidamente amparar tal ámbito natural.
Recién en abril de 1983, se crearía la Reserva Natural Iberá a través de la
Ley Nº 3.771, mientras que otro conjunto de leyes la secundarían
complementando sus funciones.


COMO LLEGAR

Ingresando a la provincia de Corrientes, desde el extremo sureste de la
misma, por Ruta Nacional Nº 14, puede optarse después por:

Empalmar con Ruta Nacional Nº 119
Transitar por ella hasta dar con la ciudad de Mercedes, y finalmente tomar
Ruta Provincial Nº 40, pasando por Colonia Carlos Pellegrini, y llegando
así a la laguna Iberá.

Continuar por Ruta Nacional Nº 14
Bordeando casi por completo la provincia de Corrientes, hasta dar con Ruta
Provincial Nº 40, que llevará a destino.


QUE HACER

Salida en lancha para avistaje de fauna: guías nativos, lugareños
responsables del cuidado del medio ambiente que los acoge, conocedores de
los secretos de la laguna y todos sus habitantes, sabrán conducir por
riachos y embalsados hacia espacios donde la contemplación de fascinantes
especies faunísticas en sus propios hábitats no tendrá límites.
Animales tan magníficos como mansos, que permiten avistarlos de cerca y ser
parte de inolvidables safaris fotográficos, hacen de esta excursión una
aventura asegurada.
Carpinchos, ciervos de los pantanos, lobitos de río, yacarés, 350 especies
de aves, y mucho más por ver y descubrir en Esteros del Iberá.

Avistaje de aves: selvas que bajan por los ríos desde la vecina provincia
de Misiones, amplios esteros, vastas sábanas, y quebrachales, son los más
destacados hábitats existentes en el paisaje múltiple de la Reserva Natural
del Iberá. Allí anidan entre 350 y 400 especies de aves de fascinantes
plumajes y costumbres, incluso especies en peligro de extinción que han
elegido este espacio como refugio.
En esta variedad de ambientes, el excursionista quedará cautivo de las
aves, sus comportamientos, migraciones y problemas causados por la
degradación de sus ecosistemas.

Safaris fotográficos: paisajes tan variados como prodigiosos; naturaleza
deslumbrante; cientos de especies faunísticas; la geografía típica de la
cercana Colonia Carlos Pellegrini con sus ranchos de adobe, el viejo puente
Bayley; los atardeceres correntinos; y otros tantos espectáculos, le harán
disfrutar de momentos únicos que no podrá dejar de registrar como recuerdo
de las maravillas de Esteros del Iberá

Estancias: Diversos establecimientos rurales se alzan en territorio de los
Esteros del Iberá, haciendo de la estadía en la zona una experiencia
fantástica, completísima e inolvidable.
Brindando servicios de excelencia al turismo, todas las comodidades en sus
residencias, y excursiones de lo más variadas y fascinantes, los lugareños
dejan a los visitantes mezclarse entre sus costumbres y ocupaciones, dando
espacio a experiencias magníficas, y guiándolos hacia terrenos
inimaginables.

Orientados a facilitar el entendimiento del ecosistema que los contiene y a
propagar la importancia del rol que cumplen estos ambientes, los lugareños
reciben a los visitantes con agrado y calidez, siempre dispuestos a
acompañarlos en sus aventuras.



Cabalgatas, participación en tareas rurales, paseos en canoa, avistajes,
safaris fotográficos, y pesca con mosca de magníficos ejemplares de Dorado
en cualquiera de los tres principales ríos que atraviesan la Reserva
Natural Iberá; la propuesta turística de estas relucientes hosterías no
deja nada qué desear.

Una exquisita gastronomía casera, y todo el confort del descanso en sus
cuidadas instalaciones, no existe mejor alternativa que hospedarse en las
estancias de los Esteros del Iberá, y desde allí, descubrir cada rincón y
secreto de este apasionante humedal.


Puede sugerirnos contenido para esta seccin y, a cambio,
colocaremos un enlace a su sitio web.
ms informacin



Destinos en Argentina: Aguas Verdes | Alta Gracia | Alumine | Animana | Antofagasta de la Sierra | Ayacucho | Bahía Blanca | Cacheuta | Cachi | Cafayate | Capilla del Monte | Capilla del Señor | Carhué | Cariló | Chascomús | Cholila | Cipolletti | Ciudad Autonoma de Buenos Aires | Claromecó | Colon | Córdoba | Cosquín | El Bolsón | El Calafate | El Chaltén | El Maiten | Epuyen | Esquel | Esquina | Esteros del Iberá | Federacion | Fiambala | Formosa | Gaiman | Gualeguaychú | Humahuaca | Iruya | Itati | Junin de los Andes | La Cumbre | La Cumbrecita | La Falda | La Plata | La Quiaca | La Rioja | Las Grutas | Las Toninas | Los Antiguos | Lujan | Malargue | Mar de Ajo | Mar de las Pampas | Mar del Plata | Mar del Tuyu | Mendoza | Mina Clavero | Miramar | Necochea | Neuquen | Nono | Ostende | Paraná | Pinamar | Posadas | Puerto Iguazu | Puerto Madryn | Puerto Pirámides | Puerto San Julian | Purmamarca | Resistencia | Rio Grande | Rosario | Rosario de la Frontera | Salta | San Antonio de Areco | San Antonio de Padua de la Concordia | San Bernardo | San Carlos de Bariloche | San Clemente del Tuyú | San Isidro de Lules | San José de Balcarce | San Juan | San Luis | San Miguel de Tucumán | San Miguel del Monte | San Pedro | San Rafael | San Salvador de Jujuy | Santa Fe | Santa Rosa de Calamuchita | Santa Teresita | Sierra de la Ventana | Tafi del Valle | Tandil | Termas de Reyes | Termas de Río Hondo | Tigre | Tilcara | Trelew | Trenque Lauquen | Trevelin | Ushuaia | Viedma | Villa Carlos Paz | Villa Cura Brochero | Villa de Merlo | Villa General Belgrano | Villa Gesell | Villa La Angostura | Villa Maria | Villa Mercedes | Villa Pehuenia | Villa Traful |

Temas y Lugares de Interés: Hotelería en Bariloche | Hotelería en Buenos Aires | Hotelería en Mendoza | Hotelería en Puerto Iguazú | Tango |